Idiomas

LOS ARTESANOS CONFÍAN EN LA TECNOLOGÍA Y APUESTAN POR LA VENTA ON LINE

LOS ARTESANOS CONFÍAN EN LA TECNOLOGÍA Y APUESTAN POR LA VENTA ON LINE

jueves 10 de abril, 2014

LOS ARTESANOS CONFÍAN EN LA TECNOLOGÍA Y APUESTAN POR LA VENTA ON LINE

El 90% de los artesanos dispone de un ordenador y cerca de la mitad de página web propia. Con ello el 33,6 por ciento vende a través de ella sus productos.
Los talleres artesanos han comprendido que su presencia en Internet es clave para conseguir ampliar su mercado, captar nuevos clientes y consolidar nuevas vías de comercialización de sus productos, de ahí que cerca de la mitad disponga de página web (el 86% de ellos con dominio propio) desde la que ofrecen información de su empresa y sus productos, y facilitan también la venta online de los mismos.
Así se desprende del informe ‘Diagnóstico tecnológico de la artesanía en España’, que se ha presentado hoy en Llanes (Asturias) durante la inauguración del I Taller Nacional de Tecnologías aplicadas al Sector Artesanía, promovido por Fundetec, la Fundación CTIC y la Consejería de Industria y Empleo del Gobierno del Principado de Asturias, con la colaboración de Oficio y Arte-Organización de los Artesanos de España, la Fundación Española para la Innovación de la Artesanía (Fundesarte), el Observatorio de la Artesanía y el Ayuntamiento de Llanes. A la convocatoria han acudido 118 artesanos llegados de toda España.
El acto contó con la presencia de Julio González Zapico, director general de Comercio, Autónomos y Economía Social del Principado de Asturias; Pablo Priesca, director general de la Fundación CTIC; Alfonso Arbaiza, director general de Fundetec; Mercedes Valcárcel, directora general de Fundesarte; Dolores Álvarez, alcaldesa de Llanes; y Manuel González, presidente de Oficio y Arte, quien resumía así el objetivo de este taller y el espíritu de todos los participantes: “Las nuevas tecnologías, especialmente para las empresas más pequeñas, no son una opción o un recurso, sino una obligación estratégica, y más para una profesión tan amenazada como la de los artesanos”.
El informe, elaborado por Fundesarte a partir de una encuesta a 2.850 talleres artesanos (de cerámica, madera, joyería, metal, cuero, vidrio, etc.), realiza una fotografía de la situación actual del sector de la artesanía desde el punto de vista de la disponibilidad y uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC).
Según este estudio, el 33,6% de los artesanos consultados ofrece en su web la posibilidad de comprar sus productos –aunque en su mayoría éstos se abonan mediante transferencia bancaria o contra reembolso, mientras que el pago con tarjeta se limita al 20% de los casos–. El resultado es que, según datos del Observatorio de red.es, más de 400.000 personas compran cada año productos de artesanía por Internet.
A pesar de que la edad media de los titulares de los talleres se sitúa en los 46 años y más de un 30% tiene 50 o más, y de que el 75% de los talleres se componen como máximo de dos personas –sólo el 15% emplea a más de cinco– del estudio se deduce que, en general, el gremio de artesanos se muestra proclive al uso de las tecnologías y confía en las posibilidades que ésta le ofrecen, aunque no siempre las utiliza realmente.
Lo que sí está plenamente extendido es el ordenador, presente en el 90% de los talleres encuestados, aunque dada su frecuente condición de autónomos, sólo el 43,9% lo tiene en su lugar de trabajo o únicamente le da un uso profesional. Las comunidades autónomas que más han incorporado los PC a sus talleres son País Vasco (70%), Murcia (66,7%) y Comunidad Valenciana (62,5%).
En cuanto a otros equipamientos tecnológicos, más del 94% dispone de teléfono móvil, el 83% de cámara de fotos digital (de gran utilidad para los artesanos a la hora de llevar a cabo las acciones de marketing necesarias para la comercialización de sus productos), el 73% de impresora de tinta y el 68% de escáner (importantes para poder elaborar sus propios catálogos de productos).
En el caso de los ordenadores, las actividades principales para las que los emplean son acciones de comunicación basadas en Internet y el correo electrónico (86%), actividades de gestión como facturación, presupuestos, contabilidad, etc. (77%), descarga de fotografías y el retoque de las mismas (62%), y diseño y maquetación (54%).
Por otro lado, los programas más utilizados son los más básicos de uso común, como procesadores de texto (86%), antivirus (70%), navegadores web (67%) o administrador de correo electrónico (65%), seguidos de otros destinados al retoque fotográfico (52%), programas de gestión (35%) o diseño gráfico y maquetación (30%), mientras sólo un 12% utiliza programas de diseño aplicados a los diferentes oficios.
Las principales razones o dificultades que alegan aquellos artesanos que aún no se han decidido a incorporar la tecnología a sus talleres están relacionadas con el coste de estas tecnologías (40%), la falta de conocimientos sobre su utilización (33%) y la falta de tiempo para dedicarse a ello (14%), aunque también los hay que destacan la carencia de programas o aplicaciones que verdaderamente respondan a sus necesidades.
De ahí que el sector demande el desarrollo de aplicaciones específicas que tengan en cuenta las necesidades y particularidades de los talleres artesanos, formación en nuevas tecnologías en aquellos aspectos más estrechamente vinculados a su profesión y subvenciones que les ayuden a hacer frente a las inversiones para adquirirlas.

Todas las noticias